Estes en un foro dedicado a Benjamin Rojas y a Camila Bordonaba
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

  Benjamín Rojas Notas

Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 139
Puntos : 270
Fecha de inscripción : 09/11/2014

MensajeTema: Benjamín Rojas Notas   Miér Nov 12, 2014 5:37 am


Benjamín Rojas: "Convivo con mi novia y nos llevamos excelente, pero no está en nuestros planes casarnos por ahora"





La fama le llegó a Benjamín Rojas (29) cuando era sólo un niño e interpretaba a Yago en Chiquititas. Aquel pequeño
de ojos transparentes fue creciendo y se asentó como actor y músico. Hoy protagoniza Al final del arcoiris en teatro
y disfruta de su exitoso presente. En charla con Ciudad.com desde el Movistar Free Music, Benjamín contó más.

-Sos un actor que desde temprana edad estuvo ligado a la música y ahora protagonizás un espectáculo que mucho
tiene que ver con eso.

-Sí. Siempre me gustó la música y gracias a mi trabajo empecé a tomar clases y aprender un poco más. En Al final
del arcoiris (de jueves a domingo en el teatro Astros, con Karina K, Antonio Grimau y Víctor Malagrino) disfruta de
hacer la obra sobre la vida de Judy Garland, la mamá de Liza Minelli, que fue una actriz y cantante muy, muy famosa
en Estados Unidos en los sesenta, con una vida muy agitada. Está dirigida por Ricky Pashkus y lo musical está a cargo
de Alberto Favero. Es un dream team donde yo estoy metido como espectador vip. Estoy muy contento, aprendiendo
mucho. Hay muchas escenas para todos, es muy jugado. Karina es una actriz y una cantante fenomenal.

-Además del trabajo, estuviste un mes de viaje por Asia, ¿cómo fue eso?

-Estuve dando vueltas por el Sudeste asiático, visitando amigos que están viviendo allá y fue increíble. Me sirvió de
inspiración para ver qué hago de mi vida. Me traje una guitarrita, un par de letras que fui anotando en un cuadernito.

"Estuve dando vueltas por el Sudeste asiático visitando amigos que están viviendo allá y fue increíble. Me sirvió de
inspiración para ver qué hago de mi vida. La carrera va y viene y fue bueno desenchufarse".

-¡Epa! ¿Cómo es eso de “a ver qué hago de mi vida”?

-Y sí. La carrera va y viene. A veces pienso para qué lado sigo, si para el del teatro o para el de la televisión.
A veces te llaman, a veces no. El viaje estuvo bueno para desenchufar.

-Hablando de lo personal, se dijo que te estabas por casar: ¿hay planes?

-No sé por qué se dijo eso, ja. Yo no hablé ni dije nada y ya me quieren casar. Pero bueno, está todo bien.
No es verdad que me voy a casar. No tengo problemas con eso, estoy conviviendo con mi novia Martina y nos l
levamos excelente. De hecho, venimos de hacer este gran viaje. Pero, para planear un casamiento hay que
tener tiempo, organizarse y mucha plata. Me parece que va a tener que esperar eso.

fuente: Cuidad.com


Última edición por Admin el Dom Nov 23, 2014 6:02 am, editado 3 veces (Razón : Notas)
Volver arriba Ir abajo
http://benjamilaforever.foroargentina.net
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 139
Puntos : 270
Fecha de inscripción : 09/11/2014

MensajeTema: Benjamin Rojas (notas)   Miér Nov 12, 2014 5:51 am


Benjamín Rojas: “No reniego del galan pero tampoco me cierro a otros roles”





Lo descubrió Cris Morena, creció con ella y ahora toma vuelo propio. Benjamín Rojas, el galán de los ojos más claros
que encandiló y enamoró a muchas adolescentes, acaba de dar vuelta la página en su carrera con su actuación en una
obra de teatro under, Huicio Husto (¿Quién Mató a Goritti?), una comedia policial de Gerardo Chendo. No es renegar
del pasado reciente, de pura televisión y masividad, sino de encarar por un nuevo camino porque Rojas siente que
“el actor tiene que tomar todos los senderos posibles porque así se aprende” y a la vez es consciente que en este
recorrido “puede haber muchas mareas. Si bien mi meta siempre es la actuación, quizás la vida me ponga en un
reality show o en la conducción de un programa”.

Sencillo, ingenuo y movedizo, junto a su amigo Felipe Colombo quieren gestionar un guión de cine. Rojas, a los 27 años,
tiene un largo recorrido hecho. Arrancó a los 13 años en las huestes de Cris y es uno de los actores que más tiempo
permaneció a su lado. Este año hizo un giro teatral: pasa del masivo Gran Rex, con casi 3.000 butacas, a una sala de
no más de 60 espectadores en Le Clac (Avenida de Mayo al 1156), donde estuvo hasta hace días. La obra se mudó a
una sala más grande (El Tinglado, en Mario Bravo 948, barrio de Palermo). Es la primera bisagra en su carrera.

Sin embargo, el año pasado en la televisión, con la telecomedia Cuando me Sonreís, que protagonizaron Julieta Díaz
y Facundo Arana y no tuvo suerte en Telefé, Rojas experimentó un cambio. No se lo vio como el típico galancito sino
que compuso a un chanta carilindo en dupla con Mario Pasik: “Yo lo sentí como una prueba de fuego. Es verdad que
la televisión muchas veces te pone el mismo envase. También está en uno llenar ese envase de otros colores y otros
matices. Y esta oportunidad me la volvió a dar la familia Yankelevich (Tomás, hijo de Cris), que fue la productora de
esta ficción”.

El pasaje de un extremo al otro, el de la popularidad a uno más íntimo como es el teatro under, no lo vive como un
hecho dramático ni mucho menos, sino como un paso que hay que dar en la carrera de un actor: “Yo estoy aprendiendo
un montón. Para mí cada clase es un ensayo. me encanta llevarme mi ropa para subir al escenario, maquillarme yo
incluso, ayudar con la prensa de la obra de teatro por las redes sociales. La otra noche con Felipe nos juntamos en
un pub a tocar música y yo llevé y repartí los volantes para que la gente vaya a verlos. A mí me tocó nacer con Cris
Morena y Gustavo Yankelevich, cuyas productoras tienen un gran despliegue de producción, y ahora me toca otro
camino y bienvenido sea”.

Rojas tiene bien claro cómo se mueve el mundo del espectáculo vernáculo, que en verdad no se diferencia de otras
partes del mundo: “Para nada reniego la etapa de galán, pero no por ello me voy a perder de interpretar a un asesino
serial o a un cura. Aunque es verdad que uno en su carrera tiene que dar cierre a algunos ciclos o dejarlos descansar
un poco, como en mi caso el del galán. En la industria del espectáculo hay que estar preparado para todo. Yo apunto a
vivir de la actuación, pero no sé si el barco siempre va por ahí porque puede haber mareas”.

fuente: Diario Popular
Volver arriba Ir abajo
http://benjamilaforever.foroargentina.net
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 139
Puntos : 270
Fecha de inscripción : 09/11/2014

MensajeTema: Benjamín Rojas & Fellipe Colombo rebeldes desde chiquititos   Dom Nov 23, 2014 4:47 am

[img][/img]




Para parar de reírse, tienen que actuar la seriedad. “Yo así no puedo, entre foto y foto me está contando una anécdota”, delata Benjamín Rojas a su amigo Felipe Colombo en medio de la sesión fotográfica para esta nota. Entonces se ponen serios, posan nuevamente y apenas se esfuma el destello del flash, es Benjamín el que rompe el silencio con otro chiste y vuelven a abrazarse envueltos en una nueva carcajada.

Se conocieron hace 15 años grabando Chiquititas. Primero, cada uno para su país de origen: Benjamín para Argentina y Felipe para México. Después a Felipe le ofrecieron incorporarse durante tres meses a la versión local y no se fue más. Entre partidos de fútbol y salidas de fin de semana, la amistad se fue solidificando.

“Teníamos 14 o 15 años; íbamos a la matiné”, recuerda Benjamín, y Felipe aporta una anécdota: “Cuando estás en Chiquititas y vas a un boliche, los pibes se ponen difíciles. Una vez estaba en la pista y tenía a uno atrás que me pateaba la pantorrilla. Cuando me di vuelta había cuatro tipos mirándome, esperando que yo dijera algo, así que... les dije a mis amigos que me iba porque ya me empezaba a doler el tobillo (ríen ambos). Otra vez salí y encontré a mi auto nuevo con todo el capó rayado”.

Para Felipe, un adolescente mexicano recién instalado en el país, fue fundamental encontrar en Benjamín un aliado que lo ayudase a empaparse rápidamente de esta cultura. “Para mí, Benja fue como un ancla. Por él descubrí Cha cha chá, Los Redondos... ”, dice Felipe. “También le enseñé a no estacionar nunca más el auto en la puerta de los boliches”, se ríe Benjamín.

Y después de “Chiquititas” vino “Rebelde Way”, junto a Luisana Lopilato y Camila Bordonaba. ¿El grupo más reducido potenció esa amistad?



Felipe : En esta carrera podés compartir una tira o dos, llevarte muy bien con alguien, y por ahí después no pasa más nada. En nuestro caso se entabló una amistad muy franca que fue más allá del trabajo.

Benjamín : Nos tocó vivir juntos los años más fuertes e intensos de nuestras carreras que fueron los de Erreway. Eramos dos chicos actores a los que la popularidad les llegó muy temprano, y eso te deja dos caminos. O la vivís solo, y te podés perder, o la compartís codo a codo con el que tenés al lado. Y eso fue lo que más nos unió.

Rápidamente a esta amistad se sumó un tercer integrante fundamental, Willie Lorenzo, coach vocal durante los años de Erreway -el cuarteto musical derivado de Rebelde Way- e integrante de la banda que los acompañó en los discos y en las giras por el mundo.

Desde la disolución de Erreway pasó una década que, lejos de distanciarlos, funcionó como caldo de cultivo para RoCo, una banda de pop-rock que ellos identifican como el broche de oro inevitable del crecimiento de esta relación y de una combinación perfecta entre voluntad y azar.

“Si bien RoCo surge de esta semilla que es nuestra amistad, la primera vez que tocamos fue un poco para sacarnos la vena de hacer un par de covers en un evento. Y sonó lindo, a mucha gente le gustó, nos invitaron a tocar en un boliche, después otro... Entonces empezamos a preocuparnos por sonar bien, y sacar cada vez más y mejores temas”, relata Felipe.

Pasaron apenas 10 meses desde ese primer show y la banda crece al ritmo que marcan sus ganas, que son ilimitadas. El próximo jueves a las 20.30 la presentarán oficialmente en Bajo Tribuna, en el Hipódromo de Palermo, donde además estrenarán videoclip de su primer corte, Pasarán años.

¿Cómo fue pasar de la maquinaria de Erreway a la producción independiente?



Benjamín : Yo estoy sorprendido de la cantidad de cosas que tenés que pensar cuando sos independiente. Venimos de una estructura en la que, cuando empezabas una gira, te encontrabas en Ezeiza con una persona, le dabas el pasaporte y te ibas a tomar un café hasta que subías al avión. Y ahora con Felipe hasta nos ocupamos de ir a hacer los trámites para legalizar la banda y todo.

¿Y están conformes con el resultado de ese esfuerzo?



Felipe : Los temas que ya están producidos son tremendos, están muy buenos. Pueden gustar o no, pero lo estamos haciendo con mucha energía, con amor, pero sobre todo con mucha calidad. Realmente nos rompemos el lomo para que la banda suene tremenda en el escenario. Estamos entregando algo que concebimos desde la música hasta la letra y eso genera emoción, adrenalina e incluso miedo.

Benjamín : No son inseguridades respecto de nosotros. Yo siento que no nos va a parar nadie. Vamos a seguir viéndonos y haciendo temas para la cantidad de gente que sea. De hecho, veníamos de giras internacionales y estadios y con RoCo empezamos a tocar en resto-bares en los que a veces ni nos prestaban atención. No se nos caen los anillos por eso. No nos importa


fuente: Clarín
Volver arriba Ir abajo
http://benjamilaforever.foroargentina.net
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 139
Puntos : 270
Fecha de inscripción : 09/11/2014

MensajeTema: Dos amigos en la banda   Dom Nov 23, 2014 4:50 am

Felipe Colombo, Benjamín Rojas y Willie Lorenzo son amigos desde hace más de 10 años y hoy forman el nuevo proyecto musical RoCo. Los tres se conocieron de la mano de la productora de Cris Morena cuando hicieron Chiquititas y Rebelde Way. Desde entonces, los actores comenzaron a transitar por el mundo de la música. “En Erreway (la banda de la novela) tuvimos un acercamiento muy franco y poco sutil con la música. De un momento a otro, tuvimos que ser los frontmen de una banda súper pop que salía por todos lados. En ese momento, lo conocimos a Willie que nos dijo que podíamos cantar, nos enseñó y mejoramos”, relata Felipe. Luego, cada uno por su lado, siguió estudiando. Hasta que la vida los reunió nuevamente en un escenario. Fue para junio del año pasado cuando realizaron un show en la Feria Puro Diseño. Ahí, se plantearon comenzar a hacer algo juntos y de esta manera nació RoCo, la banda que se compone con sus apellidos: Rojas y Colombo.

“Estoy feliz con esto, es la primera vez que hacemos una producción independiente. Lleva mucho trabajo, ahora estamos en la etapa de encerrarnos a componer, armar maquetas y tirar ideas para hacer el primer disco”, cuenta Benjamín. “El resto de los músicos son los que nos acompañaron también en esas épocas de Rebelde Way, que tienen su propia productora y estudios y ahí estamos todos metidos”.

La banda ya tuvo un debut muy auspicioso en la temporada de verano recorriendo las playas. “Es un proceso nuevo que sorprende. En los recitales en la costa nos pasó de ver niñas chiquitas y sus padres que cantaban las canciones y les gustaba cómo sonábamos”, comenta Felipe. “No tenemos nada que ver con la música con la que los chicos se hicieron conocidos. Los tres somos muy fanáticos del rock vintage de los ‘80 y hacemos nuestras versiones de temas de los Beatles, Doors, Maroon 5, entre otros”, comenta Willie, guitarra acústica y coach vocal de la banda. “No tenemos ninguna pretensión más que hacerlo lo mejor posible. Estamos muy atentos al sonido y a brindar un buen espectáculos”, finaliza Felipe. Y pasarla bien.

fuente: Clarín
Volver arriba Ir abajo
http://benjamilaforever.foroargentina.net
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 139
Puntos : 270
Fecha de inscripción : 09/11/2014

MensajeTema: Benjamín Rojas: "No me gusta serl el centro de atención"   Dom Nov 23, 2014 4:53 am





Con más de la mitad de su vida dedicada a la actuación, y lejos del modelo de los niños que crecieron naturalmente frente a una cámara, admite sin pudores que “me costó mucho aprender a ser ‘el pibe de la tele’ . Cuando empecé, por ejemplo, si alguien por la calle me preguntaba si era o no el de Chiquititas , yo decía que ‘no, nada que ver’ . Tenía 12 años, era mi primer trabajo, pero para mí era un juego. Y no me sentía, ni me siento ahora, por supuesto, diferente a los demás. No soporto la mochila de laburar de famoso. ¿Viste que hay gente que después de grabar o lo que se sea va de un evento a otro? Bueno, yo no. Cada tanto puedo ir, pero no es lo habitual en mí”. A los 26 años, Benjamín Rojas cuenta que si bien al principio “me daba mucha vergüenza que me miraran, ya entendí que eso viene con el paquete. Ahora si, ponele, voy a comprar una tuerca, me como tranquilo toda la introducción de ‘¿Qué hacés vos acá?’ y luego la compro. Antes me ponía loco que me reconocieran... Y en eso fue clave una pregunta que me hizo una vez mi viejo, de la que no me olvido”.

Con un sándwich y una gaseosa, en un caluroso anochecer de primavera, ‘el pibe de la tele’ es uno más del bar de Palermo, en el que lo consideran más un vecino que un personaje conocido. Tal vez porque él se comporte así. Y a cuento de eso llega la anécdota de hace 14 años, cuando, comiendo en familia en un restaurante, le dijo a un curioso no ser quién era: “Mi papá me miró y me dijo ‘¿Por qué negás algo que te gusta hacer?’ . Pregunta que supe contestar cinco años después, cuando hice Rebelde Way . Ya tenía 17 años, vi todo lo que había por delante y asumí que este oficio incluye la exposición. Había que tomarlo o dejarlo, y como a esa altura ya amaba lo que hacía, aquí estamos”.

‘Estamos’ en Fitz Roy y Nicaragua, con el Juanse de Cuando me sonreís (a las 22, por Telefe), la tira que protagonizan Facundo Arana y Juieta Díaz, en la que el ‘benjamín’ de los Rojas compone a un chanta delicioso. El menor de cuatro hermanos lleva en el nombre el orden de llegada al mundo.

Ariano y platense, cuando repasa la infancia -que no le queda lejos, por cierto- encuentra que “no cambié mucho. Tal vez me cargué de inseguridades, porque estoy obligado a tomar decisiones... Le pasa a todo el mundo, por supuesto, pero como vengo trabajando de chico, lo noto mucho en cómo se modificó mi relación con el laburo. Antes, si no salía un programa no pasaba nada. Ahora vivo de esto y me tengo que hacer cargo solito, corresponde”. Chico grande, asume que “lo que sigue igual es que soy tan charlatán en el set como lo era en la escuela. Hablo mucho con los técnicos, pero a la hora de grabar, ahí estoy, concentrado. Eso lo aprendí de Cris”.

La palabra ‘Cris’ (ver El referente ) se cuela varias veces, como se cuelan seguido ‘familia’, ‘amigos’ o ‘ hermanos’.

El tema de los afectos asoma siempre asociado a alguna decisión clave que ha tomado. Como cuando cuenta que “al terminar el secundario, tuve una charla con mis padres, en la que me mostraron el panorama. Me dijeron ‘Este es el momento para elegir si seguís con esto o empezás a estudiar algo. Y si seguís con esto tomalo como propio, querelo, cuidalo y defendelo. Ya no lo tomes como un juego’.

Y eso me hizo crecer”.

A los 10 años, mientras se “fascinaba viendo los ‘Making off’ (el ‘ cómo se hace’ ) de las películas de Disney que daban por Telefe”, soñaba con integrar Los Pumas (era apertura en La Plata Rugby Club), más tarde fantaseaba con ser arquitecto, pero siempre, en el medio, aparecía la recreación de situaciones: “Con mi hermana jugábamos a los oficinistas o a los basureros, porque teníamos camas cuchetas y en nuestra imaginación las transformábamos en camión al que le tirábamos las bolsas... También me acuerdo de algo que hacía con mi tío César. En los shoppings o en la calle montábamos escenas de pelea o le armaba escándalos públicos y parecían creíbles. Nos reíamos nosotros solos, pero estaba bueno”.

El tío César, fotógrafo, fue quien fue abrió su camino actoral, llevando sus fotos a una agencia. Seguidilla de “castings en los que rebotaba siempre”, hasta que lo seleccionaron para un comercial.

Enseguida lo convocó Cris Morena para un taller de formación actoral con vistas a trabajar en alguno de sus programas: a los 12 debutó en Chiquititas , a los 17 protagonizó Rebelde Way y conoció parte del mundo con la banda Erreway, después se hilvanaron Floricienta , Alma pirata -que pasado mañana, a las 19, repone Telefe-, Casi ángeles y Jake & Blake . En el medio filmó cinco películas, grabó seis discos, se perfeccionó como guitarrista, descubrió que tiene club de fans en varios países y se amigó con la fama. Igual, insiste con eso de “no me gusta ser el centro de atención”. Y, más allá de aceptar los arrabales de su oficio, no trabaja de ‘el pibe de la tele’ .
Volver arriba Ir abajo
http://benjamilaforever.foroargentina.net
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 139
Puntos : 270
Fecha de inscripción : 09/11/2014

MensajeTema: Dos picaros sinvergüenzas    Dom Nov 23, 2014 4:56 am





De que la química entre ellos existe, no hay ninguna duda. Es fácil observarlo en cada una de las escenas en las que actúan juntos. Pero también es muy palpable cuando las luces se apagan y es momento de pensar en otras cosas.

El oficio y la juventud se han unido en Cuando me sonreís (a las 22, por Telefe). Mario Pasik y Benjamín Rojas son Juan y Juan Segundo Murfi, padre e hijo. Una dupla de simpáticos y seductores manipuladores, que irrumpen en la vida de Gastón Murfi (Facundo Arana) para cambiar el rumbo de su meticuloso mundo.

“Nuestros personajes son estafadores que aparecen como por arte de magia en la vida de Gastón, y se la dan vuelta por completo. Yo soy un estafador romántico, de esos que existían en otros tiempos, interesado más en las mujeres que en el dinero. Ese que ha dejado hijos por todos lados. Todo un seductor. Benjamín es más de esta época. Se centra más en lo material. Se interesa en hacer todo rápido y lo más fácil posible”, dice Mario Pasik, y observa a Benjamín como esperando su opinión. Cualquiera que viera el modo y la dinámica con la que se tratan, se daría cuenta de la buena relación que rápidamente han construido.

“Nuestra intención es hacer reír. Cuando empecé a leer el guión, ya me causaba mucha gracia, y eso me dio la pauta de que la tira iba a ser un éxito. Y trabajar con alguien con la experiencia de Mario te facilita mucho las cosas”, asegura Benjamín.

Los halagos son mutuos. Ambos se muestran cómodos de trabajar el uno con el otro. Y Pasik redobla la apuesta. “Creo que Benjamín no se da cuenta del potencial que tiene. Es talentoso. Y cuando nos toca grabar juntos y tengo la posibilidad de alejarme y verlo actuar, puedo observar un Mario Pasik cuando era joven. Me veo a mí mismo en el cuerpo de él. Es muy movilizante”.

Rojas empezó su carrera a los 12 años junto a la productora Cris Morena en Chiquititas . Más tarde participó de Rebelde Way y Alma pirata, y protagonizó la comedia de Disney Jake & Blake . Sin embargo, Cuando me sonreís es su primera apuesta por fuera de la televisión para adolescentes. Y sus sensaciones son diversas. “La verdad es que es un tremendo cambio. Hay otro tipo de repercusión, la gente responde de otra manera. Y además me toca trabajar con un elenco maravilloso. Intento todo el tiempo parar las antenas y aprender de todo. Mirar mucho, y poder absorber todo lo que pasa a mi alrededor”, dice.

La vida actoral de Mario Pasik es extensa. Solamente en TV, se lo puede ubicar como aquel malo malísimo en Verano del ‘98 o el recordado Guillermo Carmona de Son amores , y no menos por sus papeles brillantes en telenovelas como Son de Fierro . “A veces te toca trabajar con buenos grupos y otras veces no tanto. Esta vez me tocó hacerlo con uno bárbaro. La pasamos bien y disfrutamos de venir a grabar. Hay mucha responsabilidad y eso es importantísimo”, sostiene Pasik, quien además de interpretar a Juan Murfi en la televisión, forma parte del elenco de Cuando Harry conoció a Sally , la obra que protagonizan Araceli González y Raúl Taibo, y que ha tenido un gran éxito en 2010. Esto obliga a Pasik a viajar al interior del país casi todos los meses.

Trabajar en una tira diaria no es fácil para nadie. Requiere de mucho tiempo y trabajo, y también trae consigo un enorme cansancio. Sin embargo, tanto Mario como Benjamín se muestran enteros y felices. “Obviamente participar de Cuando me sonreís te obliga a ajustar tus tiempos libres y a dedicarte por completo. Pero la verdad es que si hay algo que yo amo es estar acá. Es un placer”, dice Rojas, y Pasik agrega: “Nosotros somos afortunados. Nos cansamos de lo que nos gusta hacer. No muchos tienen la suerte de trabajar de eso con lo que soñaron toda la vida. Por eso, el nuestro es otro tipo de cansancio. Es uno que se da a través del disfrute”.

Tanto para Mario como para Benjamín, es muy importante ponerse en el lugar del televidente. Y es por eso que intentan, por sobre todas las cosas, lograr un producto que pueda ser visto por todos. “Cuando yo me siento a ver el programa, tengo la tranquilidad de que mi sobrino de 5 años puede estar al lado mío disfrutándolo. Es algo que no pasa mucho en la tele de hoy”, asegura Rojas, quien hace ya casi una década viajo por países como Israel, España, Perú, Costa Rica y El Salvador, como parte de la banda musical Erreway.

Por su parte, Pasik asegura que cuando era más joven le costaba verse a sí mismo en la pantalla. Sin embargo el paso del tiempo lo ayudó a cambiar esa actitud. “Aprendí a mirar las novelas en las que aparezco, como si fuera un hermano mayor de Mario Pasik. Y si no me gusta lo que veo, me doy a mí mismo palmaditas en la espalda, y digo ‘no es tan grave, Mario’ ”.

Cuando me sonreís ya lleva siete semanas en el aire. Pasik y Rojas ven a sus personajes mucho más afianzados y aseguran que la relación entre Juan y Juanse crece un poco más cada día que pasa. “Se podría decir que somos un Batman y Robin grotesco. Nos complementamos y nos damos la posibilidad y la libertad de inventar cosas nuevas”, dice Mario.

“La realidad es que la confianza que generamos me permite a mí proponer todo el tiempo ideas que se me van ocurriendo. Y eso lo puedo hacer porque Mario es humilde. Y si me equivoco tengo la suerte de poder tomarme revancha al día siguiente en otra escena”, agrega Rojas.

Juan Murfi es un personaje que hace un balance de su vida. Revisa su pasado. Juan Segundo Murfi planea su futuro. Mira hacia adelante. Probablemente Mario Pasik y Benjamín Rojas tengan algo que ver con sus personajes. La experiencia y las expectativas se complementan, no sólo a la hora de grabar, sino también en la vida real. Una dupla de la que se espera mucho, y que en sólo unas semanas se ha ganado el cariño del público.
Volver arriba Ir abajo
http://benjamilaforever.foroargentina.net
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 139
Puntos : 270
Fecha de inscripción : 09/11/2014

MensajeTema: http://tiempo.infonews.com/nota/86493/llega-un-punto-en-que-hacer-de-galancito-no-te-rinde   Dom Nov 23, 2014 5:02 am





A los diez años, mientras se obnubilaba viendo en su casa las películas de Disney en las que soñaba actuar, Benjamín Rojas deseaba integrar el equipo de Los Pumas y ser una eminencia del deporte.
Durante mucho tiempo fantaseó también con ser arquitecto, pero siempre estuvieron latentes sus ganas de actuar. “Al principio lo tomaba como un juego. Arranqué de muy chico, pero siempre jugaba a inventar personajes o a crear situaciones con mis tíos o mis primos para que otros se la crean”, confiesa.
Ariano y platense, al repasar su infancia, se detiene en el momento en el que a los 12 años Cris Morena lo convocó para actuar en Chiquititas. El comienzo de su carrera fue gracias a un tío que le sacaba fotos y las repartía en agencias de publicidad
Hoy, con 27 años, Benjamín Rojas vuelve a sentir el cosquilleo en su panza. Tras varios trabajos en televisión, le toca asumir el desafío de debutar en teatro con Huicio Husto, una obra del off porteño, en la que encarna a un juez bastante grotesco.

–¿Cómo te sentís con este proyecto?
–Muy contento. Siempre traté de involucrarme en proyectos que me exijan. Esto del teatro independiente es nuevo para mí, pero me adapté bien.
–Vas a interpretar a un juez.
–Sí. La historia se basa en un juicio donde hay nueve personajes en escena todo el tiempo. Al espectador se le habla como si fuese jurado. Se trata de un crimen a un sindicalista gastronómico cuyo espíritu juzga lo que cada uno hace en el estrado. Todos los personajes son llevados al extremo. Tiene mucho humor.
–¿Qué te gustó de la propuesta?
–Es un desafío. Cuando me pasaron el guión lo leí sin ningún tipo de condimento especial. No tuvo que ver que los directores sean mis amigos. Yo quería empaparme de todo esto del circuito off.
–¿Por qué en este momento?
–No fue digitado. Me parece que tiene que ver con los tiempos de maduración míos como persona y como actor. Cuatro años atrás no se si me hubiera animado. Yo soy un actor que nació en la televisión y eso, a veces, no te da lugar a hacer otra cosa. Ahora dije que iba a apuntar los cañones al teatro.
–¿Estás alejado definitivamente de la tele?
–Todo se analiza. Yo ahora me metí a full con el teatro, pero hay posibilidad más delante de hacer algo en tele. Son las reglas del juego, a veces estás y otras no. La idea es que Huicio Husto empiece en La Clac y después irnos de gira si anda bien. Estoy a disposición de las oportunidades. Hay una regla que no quiebro jamás y es que todos mis trabajos generen interés en mí para crecer. Tengo como una apuesta a crecer como actor y no quiero perder en el camino.
–¿O sea que ya no va más eso de “galancito”?
–Todo eso es una etiqueta que te ponen. Yo nunca me hice cargo. No porque no me guste, sino que no era lo que quería. Me llamaban para hacer de galán y si me divertía, aceptaba, pero no es algo que quisiera hacer. Me sirvió mucho pero ahora demuestro que también puedo hacer otras cosas. Llega un punto que no te rinde.
–¿Por qué no elegiste una obra de teatro comercial?
–Son épocas. En el momento en que abrí la puerta para hacer algo de teatro, no tuve mucha variedad. Me interesó este libro, no sabía ni dónde ni con quién se hacía. Los llamé y les dije que me encantó el personaje y que lo quería hacer porque me hace pelar cosas interesantes de mí mismo. Sólo eso.
–¿Tiene que ver con la exposición?
–Al principio de mi carrera me costó muchísimo. Yo tengo una personalidad que no es de líder de grupo, a mí me gusta ser parte y no que me destaquen. No reniego. A veces la aprovecho, incluso.
–¿Te consideras famoso?
–¡Es la pregunta más difícil que me hicieron toda mi vida! Soy consciente de mi popularidad, pero en lo personal no me afecta. Si salgo a patalear, es como enojarte como un panal de abejas.

Huicio Husto se presenta los viernes a las 23 hs, en el Teatro La Clac. Av. de Mayo 1156. <

El gran regalo de una fan

Con 27 años y muchos de carrera en su haber, es la primera vez que Benjamín Rojas se corre del lugar de “galancito teen” para encarar un personaje con mayor demanda desde su composición. De todas formas, dice, las mejores anécdotas las cosechó en la etapa en que su rostro era visto en simultáneo en varios continentes.

–¿Qué anécdota imborrable tenés de esas épocas?
–Rebelde Way fueron dos años que nos marcaron para siempre. Tuvimos desde peleas con tripulaciones de avión hasta un encuentro con fans en Israel que nos hacían regalos insólitos.
–¿Qué fue lo más raro que te regalaron?
–Una batería. Fueron a Promusica y pagaron una batería a nombre mío y después me mandaron un mail avisándome. Yo pensé que era una batería de auto. Llamé a esta fanática para decirle que estaba loca. ¡Era mucho! Pero bueno, la cambié por una guitarra.
–¿Hay alguna cosa que nunca harías en cuanto a lo laboral?
–No haría lo que hacen algunos famosos de ir a bailar a un cumpleaños de 15 seis segundos y que te paguen 10 mil pesos. No por una cuestión de ética, sino porque no tengo ganas de irme a Pilar un sábado a la noche cuando estoy comiendo con mis amigos.


fuente: Tiempo
Volver arriba Ir abajo
http://benjamilaforever.foroargentina.net
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 139
Puntos : 270
Fecha de inscripción : 09/11/2014

MensajeTema: Entrevista Exclusiva: Diario Hoy   Dom Nov 23, 2014 5:09 am

Entrevista exclusiva: Benjamín Rojas
benjamin rojas
09/12/12 - 16:22hs
En diálogo exclusivo con Hoy, el actor platense destaca las bondades del teatro independiente y los reveses de la fama

A los 12 años debutó en televisión de la mano de Cris Morena en Chiquititas. Al éxito le siguió Rebelde Way, Floricienta, Jake and Blake y Cuando me sonreís. Sus papeles de galán le abrieron paso en todo el mundo. Hoy, tras 15 años de carrera, acaba de terminar su obra de teatro “no comercial” llamada Huicio husto. En esta nota habla de La Plata, su relación con la fama y sus planes futuros…

-¿Siempre quisiste ser actor?

-La verdad es que la profesión me encontró a mí. Yo comencé a los 12 años y la fui descubriendo de a poco. Creo que me decidí por completo cuando terminé el colegio. A los 17 años.

-¿Cuándo te diste cuenta de que eras famoso?

-Te das cuenta de que sos famoso cuando la gente te llama por tu nombre y apellido, y no por el nombre de tu personaje de turno. Cuando me pasó eso me di cuenta de que me reconocían a mí, más allá de mi personaje.

-¿Cuáles son las cosas positivas y cuáles las negativas de ser famoso?

-Depende de cada uno. No me interesa ser reconocido. De hecho, me sigue incomodando. Cuando la gente ve que uno accede a lugares exclusivos, o VIP, no es porque uno “es famoso y punto”, es porque lamentablemente no podés estar tranquilo en el campo de un recital, o en la barra de un boliche, o en la cola del banco, haciendo tu vida. Yo lo veo así.

-¿Extrañás tu vida en el anonimato?

-Por momentos sí. Sin embargo, yo sigo haciendo mis cosas. Me costó más de diez años adaptarme a esta situación. Es muy difícil acostumbrarse a que te miren y hablen de vos, sin siquiera saber quién sos realmente. Lo tengo que aceptar, porque lo que más amo, que es mi profesión, convive con eso. Si no, me tendría que dedicar a otra cosa.

-¿Te costó correrte del personaje de galán?

-Nunca me consideré un galán. A mí me gusta actuar y acepto las reglas del juego que impone esta industria. Hoy te llaman para ser un galancete en una tira, y mañana para un personaje más crudo, en un unitario. Es así. Lo que hago es prepararme para todo. Pienso que eso debe hacer un actor: todo.

-Hace poco terminaste la obra de teatro off

Huicio husto, en el que encarnabas a un personaje muy particular...

-Sí, era un juez desfachatado. Con todos los vicios. La comedia absurda es un género que me hizo crecer mucho como actor.

-¿Cómo viviste el cambio de la tele al teatro?

-El cambio fue positivo. Me di cuenta de que este es verdaderamente el lugar del actor. Podés experimentar y sacar más herramientas para alimentar a tus personajes. La tele me gusta también. Es tan veloz que te da la oportunidad de que tu personaje viva mil cosas.

-También tenés una banda... ¿Te gusta cantar tanto como actuar?

-¡Sí! Se llama RoCo. Junto a Felipe Colombo y Willie Lorenzo. Cantar me fascina. Igual que actuar. Vamos a estar en la Plaza Moreno este domingo a las 20 en el cierre del Festival del Pan Dulce.

-¿Cuáles son tus proyectos para 2013?

-Hay algo dando vueltas, pero prefiero no decir nada. Porque no es nada concreto. Pero sí te puedo decir que es ficción y con amigos. La banda por supuesto sigue. Estamos preparando dos temas propios compuestos por nosotros y la idea es presentarlos el año que viene.

-¿Extrañás La Plata?

-No. Vuelvo bastante seguido. Tengo familia y amigos. Pero encontré mi lugar en Buenos Aires. Una hermosa ciudad que te brinda un millón de oportunidades.

-¿Te gustaría formar tu familia acá?

-Puede ser una opción, aunque lo veo difícil porque mi carrera está en Buenos Aires. Pero nunca se sabe...

Tags: Benjamín Rojas - RoCo - Felipe Colombo - Plaza Moreno - recital - Chiquititas - La Plata
Volver arriba Ir abajo
http://benjamilaforever.foroargentina.net
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 139
Puntos : 270
Fecha de inscripción : 09/11/2014

MensajeTema: El secreto de Benjamín Rojas   Dom Nov 23, 2014 5:59 am

Entrenamiento, buena alimentación y mucho teatro son los ejes en la vida de Benjamín. Conocé más de
sus cuidados y proyectos.

Desde los 13 años, Benjamín Rojas ha ocupado un lugar destacado en la televisión argentina. El actor de
Chiquititas, Rebelde Way y Floricienta, hoy también músico y hombre de teatro, nos cuenta cómo hace para
mantenerse sano y cuidar su aspecto.

¿Qué importancia le das a la vida sana?

Bastante. Es muy importante para mí. Regularmente juego al fútbol con amigos y me entreno 2 veces por semana en
un parque de Palermo con el personal trainner, Luciano Silvera. Ahora estoy entrenando intensamente, y como escribí en
una foto de Twitter: “En dos meses soy Stallone”.

¿Cómo es tu alimentación?

Trato de comer sano. Prefiero las carnes magras y pescado. También mucha fruta , y a la mañana acompaño el
desayuno con cereales.

Pareciera que dedicás mucho tiempo a tu cuidado personal

No, salvo las cosas que te mencioné anteriormente, ninguna más.


Fuente: Quaker Argentina
Volver arriba Ir abajo
http://benjamilaforever.foroargentina.net
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Benjamín Rojas Notas   

Volver arriba Ir abajo
 
Benjamín Rojas Notas
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Ricardo Fort contrató a Benjamín Saavedra, de Soñando por Bailar
» Luces Rojas pelicula
» Cuaderno de notas
» Temática sobre las tarjetas rojas y amarillas.
» La liga de las cabezas rojas- One shot

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
benjamilaporsiempre :: El Mundo de Benja-
Cambiar a: